La gran revolución de la moda

¿Quién hace tu ropa?

La misión de Fashion Revolution es simple, sacudir conciencias y abrir los ojos a la realidad que viven millones de familias empleadas en los precarios talleres de confección pero defendiendo la industria de la moda y el trabajo bien hecho.

Lo que queremos y además debemos es despertar la curiosidad por conocer cómo y quién hace la ropa que llena nuestros armarios.
Si queremos que haya cambios en el modelo de producción es imprescindible cambiar el modo en que consumimos.

Se calcula que en el mundo 30 millones de personas trabajan en el sector de la moda sin otra alternativa a la esclavitud, esta industria es una de las que más vulnera los derechos laborales y humanos de los trabajadores, en los que la gran mayoría son mujeres, niñas y niños. Más de un 60% no tiene contrato y 90% no tiene derecho a asistencia sanitaria primaria.

Debemos dar visibilidad a los problemas tan graves de nuestro sistema de moda actual, las prácticas laborales inhumanas y las cantidades catastróficas de moda basura.
La violación constante de los derechos humanos y laborales son escandalosos, constantemente se reportan casos de violencia por levantamientos de los trabajadores que intentan formar sindicatos para exigir salarios un poco más altos y condiciones laborales básicas, que son encerrados y golpeados.

El documental de Netflix, The True Cost, debería ser de visionado obligado para todos los que trabajamos, estudiamos, proveemos y compramos en el sector de la moda, es decir, todo el mundo.
Cada vez que vamos de shopping hemos de detenernos un momento revisar los materiales de las etiquetas y los lugares de producción, hemos de valorar y recordar, que con este gesto estamos promoviendo el cambio en la industria.

Nuestras compras son el arma más potente a la hora de erradicar las pésimas condiciones laborales actuales y nuestra manera de vestir, el voto visible que muestra nuestro compromiso a la hora de realizar un movimiento activo para exigir a la industria de la moda que no queremos prendas confeccionadas por esclavos.

Cada prenda de vestir debe ser una llamada de atención a la industria en su más amplio sentido.

 

Fuente: ¿Sabes quién hace tu ropa? Elena Saenz de Urturi

Etiquetado , , .