La arquitectura de la moda

Edificios y ropa nos protegen de los elementos y ambos cumplen su misión con belleza.

La moda y la arquitectura tienen como finalidad generar elementos tridimensionales que se rigen primero por la funcionalidad. Ambas, moda y arquitectura construyen estructuras que rodean al cuerpo humano y que nos permiten conectarnos con nuestro entorno.

Se trata de formas que nos proveen de elementos discursivos que hablan de la contemporaneidad, y que son capaces de transmitir conceptos complejos y emociones.

Los diseñadores clásicos como Versace, Balmain y Cardin estudiaron arquitectura antes de pasar al mundo de la moda. Mientras que otros arquitectos legendarios como Zaha Hadid y Frank Gehry han diseñado joyas, zapatos y bolsos.

La clave la dio Balmain, otro ex estudiante de arquitectura, que describió la moda como “arquitectura en movimiento.”

Pierre Cardin comenzó a aprender los fundamentos de la moda como aprendiz a los 14 años de edad pasando por todo el proceso de producción y patronaje. Años después pasó a estudiar arquitectura en la universidad. Los diseños espaciales y vanguardistas por los que era conocido ponen el énfasis en la ropa como arquitectura corporal en lugar de simples piezas de tela.

Un experto patronista debe estar en estrecho contacto con el diseñador y ser capaz de leer y comprender medidas, proporciones, volúmenes, perspectivas y materiales que determinan como debe plantearse el patronaje para hacer eficiente el proceso del diseño técnico.

Fuente: SingularQ  

Etiquetado , , , .