100 x 100 reciclable ¿sí?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

¿Cuántas prendas compras al año? ¿Cuánto tiempo tardas en deshacerte de ellas? ¿Qué prefieres calidad o cantidad?

En los últimos años estamos viendo como cada vez más empresas se lanzan a investigar e innovar en cuanto a tejidos sostenibles se refiere, es una realidad palpable el hecho de que cada día compramos más ropa y desechamos al mismo nivel, pero… ¿qué ocurre con esta ropa que nosotros ya no queremos o que se estropea? Seguro que muchos la tiráis o la donáis, pero… ¿cuál es el fin último de estas prendas, complementos y zapatos?

Cada día escuchamos noticias sobre el cambio climático y el respeto al medio ambiente, a la tierra y a los océanos. Leemos artículos sobre reciclaje de plástico y la cantidad de deshechos que bañan las playas, en cambio no escuchamos tanto sobre los “basureros de ropa”.

En la actualidad la moda no está tan marcada por la estación del año como sí ocurría antes, debido precisamente a que las temporadas de calor y frío se funden en un baile infinito que no da tregua a los grandes y pequeños productores, ahora lo que marca los ciclos de producción casi al 80% es el cambio de tendencia, algo que ocurre cada vez con más frecuencia.

Europa desecha al año en torno a los seis millones de toneladas de textiles al año, de las cuales solo un 20% aproximadamente pueden ser reutilizadas. Para profundizar un poco más podemos decir que para crear una prenda de algodón se necesita una cantidad exagerada de agua, fertilizantes, pesticidas… algo que la mayoría ni siquiera nos paramos a pensar. El ciclo de vida de una prenda hoy día es de unos dos años aproximadamente, como antes decíamos impera el cambio de tendencia, cuando las prendas que acumulamos en el armario “dejan de llevarse”, pasan a formar parte del fondo del cajón para acabar finalmente en la basura.

En la actualidad existen lo que podemos considerar “plantas de reciclaje” por ejemplo Wolfen en Alemania, donde sus trabajadores se dedican exclusivamente a separar minuciosamente prenda por prenda y definir si existen posibilidades de darles una segunda vida, ya sea para incorporarlas al mercado de segunda mano o convertirlas en otro tipo de textiles como por ejemplo textil de hogar.

Y nos formulamos una pregunta clave ¿qué es mejor, calidad o cantidad? Todos tenemos la decisión en nuestra mano, comprar más o comprar de mejor calidad. Ejemplos como ecoalf nos demuestran que es posible comprar ropa producida a partir de elementos reciclados, evidentemente el precio es más elevado pero su tiempo de vida también lo es.

La producción a precios irrisorios, el trabajo esclavo, la explotación y los tejidos “a cualquier precio” dan lugar a prendas que tienen no solo fecha de caducidad, sino una carga personal y medio ambiental tremendamente negativa, por eso nosotros, queremos hablar sobre una realidad que afortunadamente cada vez es más visible. Abogamos por las compras conscientes y responsables, por dedicar tiempo a mirar las etiquetas y valorar el tiempo de vida que la prenda tendrá en tu armario

¿Realmente es tan complicado?

 

Etiquetado , , , , , , .