La producción textil vuelve a Europa

La devaluación interna a la que se somete la eurozona avanza con paso firme. Primero fue el crecimiento de las exportaciones y el superávit por cuenta corriente que será el mayor del mundo el año que viene, superando las de China en 2007. Ahora, las empresas que un día se fueron a China reduciendo costes, comienzan a volver a Europa que podría empezar a vivir un proceso de «reindustrialización»

Tal y como publica Reuters, las compañías deciden traer de vuelta su producción ya que aunque en la eurozona los salarios se han congelado en muchos países, en China los costes laborales han tenido una tendencia positiva aumentando. Por lo que a las empresas europeas ya no les compensa tener allí sus fábricas.

No sólo hablamos de costes laborales, también existe una dificultad para supervisar el proceso de producción de productos que se venderán en Occidente, éstos han sido los alicientes para que las empresas vuelvan a sus países de origen.

Los sectores que más están «volviendo a casa», son el textil, calzado y  empresas de electrónica  que comienzan a valorar la marca Made in Europe.

Varios países de la eurozona apuestan por atraer capital, un ejemplo, los sindicatos han aceptado flexibilizar el marco legislativo que regula el mercado laboral, lo que impulsa a las empresas como Ford o Peugeot a abrir nuevas líneas de montaje.

Actualmente y según Boston Consultin Group, los costes de manufacturar en China son sólo un 4% inferiores a los de EEUU, mientras que en 2004 la diferencia era mayor al 14%

La vuelta de las empresas a la eurozona, es otro paso más cercano a convertirse en la nueva China, volviendo a ser de nuevo uno de los centros de producción del mundo.

Fuente: El economista

Etiquetado , , , , , , , .