El mercado de las influencias: ¿cómo convertir un hobby en un fenómeno digital?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Hoy en día, utilizamos a diario los términos: blogueros, instagramers, influencers… todas palabras pertenecientes a la jerga de Internet y las redes sociales, que han generado un negocio fructífero, extenso y de gran importancia para las marcas.

Aficionados a la moda, el arte, viajar y muchas ganas de comunicar, dieron paso al nacimiento de herramientas que permitían crear contenido en la Red, como fueron Tumblr y WordPress que fueron la cuna de los primeros blogueros hace menos de una década y que actualmente,  han convertidos sus nombres en marcas tras las que se esconden negocios millonarios, fruto de sus colaboraciones con diversas marcas a las que prestan su imagen.

Hoy en día el sector ha convertido a los blogueros en las figuras más mimadas y la propia industria se ha adaptado, desarrollando intermediarios tales como agencias de representación dedicados a cazar a estos talentos con el fin de monetizar su actividad. Éstos, serán el nexo entre marcas e influencers, al que Modaes.es dedicará una serie para analizar su modelo de negocio.

El caso más conocido, no es otro que el  hobby  convertido en negocio mutimillonario de la bloguera Chiara Ferragni (The Blonde Salad). Su portal es ahora un medio online con contenido editorial propio y un portal e-commerce muy fructífero gracias al marketing de afiliación y publicidad.

 

Uno de los principales intermediarios que comentábamos antes, es Socialyte, una agencia neoyorkina fundada por Daniel Saynt que desvela que  los beneficios anuales de aquellos infuencers cuyos perfiles tengan entre 100.000 y 500.000 seguidores, ingresan de 50.000 a 250.000 dólares.

La agencia de referencia del sector en España es Okiko TalentsGala González, Miranda Makaroff y Miguel Carrizo figuran entre su cartera de clientes.

 

Éstas figuras junto con muchas otras, pioneros de los blogs y amantes de las redes sociales que les sucedieron han conseguido convertir su afición en empleos más que lucrativos.

En los últimos años hemos vivido un crecimiento inmenso en el número de influencers, aunque según los expertos la comunidad comienza a mostrar signos de saturación. Owen de WGSN y Vidal anticipa que las estrellas ya consagradas se harán aún más grandes mientras que los perfiles de rango medio, tendrán difícil sobrevivir a largo plazo.

 

Por otro lado, los microinfluencers (aquellos con un número de seguidores más escaso) resultan de gran interés para las marcas porque permiten el acceso a un público nicho, por lo que alcanzarán a menos target pero el nivel de éxito es muy elevado.

Fuente: Modaes

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .